revolución agricultura invernaderos agua salada seawater greenhouse

Seawater Greenhouse hace posible lo imposible y lleva la agricultura a los entornos más hostiles del mundo gracias al sol y al agua salada.

 

Hoy queremos compartir contigo un artículo en el que hablamos de un gran adelanto para el mundo de la agricultura, el planeta y nuestra vida en él. Es una idea con un gran y complejo propósito aunque es un concepto a simple vista sencillo. La idea de Seawater que vamos a contarte a continuación posee un gran potencial ya que partimos de que hoy en el mundo, la agricultura ya usa el 70% del agua dulce del planeta, y por desgracia y como sabes no está repartida por igual.

Existen lugares que poseen un clima cálido y castigador y ni una gota de agua dulce para regar, ¿qué pueden hacer sus habitantes? Bueno, literalmente no hay nada que puedas hacer o cultivar con estas condiciones. No hay limonada, no hay tomate ni ensalada, no hay pepino ni sandía, ni batido de plátano y fresa. No hay Nada.

Sin embargo, el diseñador de iluminación teatral británico, convertido en inventor, Charlie Paton ha ideado una solución agrícola que puede ser el comienzo de una revolución de la agricultura ya que permite a algunas de las comunidades más áridas y afectadas por la sequía del mundo, cultivar y cosechar con éxito aprovechando las dos cosas que las áridas regiones costeras tienen en abundancia: sol y agua salada. Como resultado, los residentes de lugares con escasez de agua dulce como Somalilandia, Omán, Abu Dhabi y el árido sur de Australia descubren que pueden cultivar limones y hacer una deliciosa limonada junto con una variedad de otros cultivos que de otro modo serían imposibles hacer crecer en ambientes hostiles donde la inseguridad hídrica es un gran problema.

 “Si eso va a funcionar, entonces alguien lo hubiera hecho antes”.  – Dicho común

Gracias a una tecnología desarrollada y probada inicialmente en España, en concreto, en las Islas Canarias, a principios de la década de 1990, la empresa de Paton, Seawater Greenhouse, se especializa precisamente en eso: invernaderos alimentados con energía solar donde se realizan cultivos con agua salina, que en circunstancias normales destruye las plantas. Y estarás pensando… ¿Y cómo lo hacen entonces?

La tecnología de dos pasos es bastante simple. “La idea es tan simple que es bastante insultante”, asegura Paton. “La gente dice: ‘Si eso va a funcionar, entonces alguien lo hubiera hecho antes'”.

¿Cómo revoluciona la agricultura Seawater Greenhouse?

Primero, el agua de mar se bombea a la instalación del invernadero, donde se usa para enfriar y humidificar el aire caliente del desierto atrapado en el área de crecimiento de la estructura usando ventiladores, antes de pasar por un proceso de evaporación que destila agua salada usando calor solar y transformándolo en agua dulce. ¡Voilà! Un proceso de desalinización integrado, de costo relativamente bajo, ideal para áreas donde los esfuerzos agrícolas, grandes o pequeños, de otro modo serían en vano. Y básicamente es eso. La innovación utiliza el poder de enfriamiento y humidificación del vapor de agua producido por la evaporación del agua salada.

grafico seawater

Ilustración: Wikimedia Commons

El efecto combinado de reducir la temperatura y aumentar la humedad, junto con proporcionar un entorno protegido para los cultivos, da como resultado una reducción de hasta el 90% en la evapotranspiración. Esto reduce en gran medida los requisitos de riego, que pueden ser proporcionados por la desalinización, y las condiciones de crecimiento mejoradas.

Desde la década de 1980 en la que a Paton se le ocurrió la idea durante su luna de miel en Marruecos ha avanzado mucho el proyecto, porque como veis no es algo de hace un año.

Su primer proyecto a escala comercial lo llevó a cabo en 2010 en las afueras de Port Augusta, una pequeña ciudad portuaria en el Golfo de Spencer en el árido sur de Australia. Originalmente eran casi 2.000m2, y hoy es de casi 21 hectáreas y suministra tomate a 15 grandes mercados de Australia. Ahí no acaba la cosa, porque poco después de que se completara el gran proyecto australiano de gran presupuesto, se imploró a Seawater Greenhouse llevar el concepto al Cuerno de África, el entorno más desafiante hasta el momento, tanto en términos climáticos como económicos y políticos.

Paton al principio se resistió a la idea, “simplemente era demasiado caro”, dice, señalando que muchos de los elementos que hicieron que el invernadero australiano tuviera tanto éxito serían difíciles, sino imposibles, de implementar en África. Pero luego volvió al tablero de dibujo, y se dio cuenta de que podía hacerlo, si lo hacía realmente simple, y lo despojó de lo básico. Hoy Seawater Greenhouse ha creado recientemente casi 25 hectáreas en Somalilandia, cerca de la ciudad portuaria de Berbera en el golfo de Adén, para ser el primer proyecto de este tipo en el Cuerno de África. A principios de este año, la operación produjo su primera cosecha: lechuga, pepinos y tomates.

 “La escasez de agua es una crisis global que está empeorando dramáticamente”.  – Charlie Paton

“La escasez de agua es una crisis global que está empeorando dramáticamente”, dice Charlie Paton. “También lo es la degradación de la tierra. Esto representa un modelo escalable que podría tomarse en cualquier lugar donde haya poca o ninguna agua dulce”.

Como vemos y descubrimos cada día, siempre hay buenas ideas y muchas de ellas sencillas que nos ayudan a seguir creciendo, mejorando y solucionando problemas como humanidad. Charlie Paton tuvo un día una gran idea que puede ser la nueva revolución de la agricultura y con paciencia, constancia y convencido de ella no ha parado hasta hacerla realidad y no parará hasta extenderla y ayudar a mucha gente que lo necesita y en general a la vida y al planeta. Cuando parece que las cosas no van bien en mucho lugares siempre aparecen personas con grandes ideas dispuestas a solucionarlas.

¿Qué opinas de la idea de Charlie Paton? ¿Conoces alguna otra historia similar que quieras compartir con nosotros?

Fuente:
https://www.mnn.com/your-home/organic-farming-gardening/blogs/innovative-greenhouses-boost-agriculture-worlds-harshest-environments

Deja un comentario